viernes, 21 de septiembre de 2012

En el trabajo tu seguridad lo primero

La mayoría de las lesiones en los ojos se pueden evitar si llevas la debida protección

Aunque en España tenemos una avanzada ley en seguridad laboral, los principales interesados en protegernos frente a lesiones en el trabajo somos nosotros mismos. 

Los ojos son una de las partes más vulnerables de nuestro cuerpo por lo que merece especial atención.
Una protección adecuada puede disminuir la gravedad de las lesiones oculares en un 90 por cien de los casos.

La mayoría de los accidentes que afectan a los ojos suelen ser provocadas por pequeñas partículas suspendidas en el ambiente o por objetos que golpean o perforan el ojo.
Los productos químicos son también responsables en muchas ocasiones de daños oculares, igual que las salpicaduras de gras y aceite, quemaduras y las radiaciones ultravioleta o infrarroja, por ejemplo.

En el trabajo, la mayoría de las lesiones que se producen son por no llevar la debida protección o simplemente por no llevar protección. Algunos entornos presentan más amenaza para nuestros ojos, y es ahí donde el uso de las siguientes protecciones oculares pueden salvar la visión.

Gafas Seguridad Pegaso
  • Gafas de seguridad:
    • Aunque pueden parecerse a las convencionales, están diseñadas para ofrecer una protección mucho mayor. Están realizadas con materiales de mayor dureza tanto en la montura como en los cristales y deben cumplir una serie de parámetros. En ambientes de polvo, partículas en suspensión o fragmentos que pueden saltar, las gafas de seguridad deben de tener protecciones laterales o ser una gafa envolvente.
  • Gafas protectoras:
    • Resultan imprescindibles para evitar la salpicadura de productos químicos u otras sustancias, ya que son como un escudo alrededor del ojo evitando impactos provenientes de cualquier dirección.
  • Caretas y cascos:
    • Protegen toda la cara y se usan par ala manipulación de sustancias químicas o con calor muy intenso.
  • Protecciones especiales:
    • Para trabajar con laser o soldar se deberían utilizar cascos o protectores con filtros especiales que protejan de las radiaciones.