jueves, 20 de septiembre de 2012

Daltonismo: ¿Qué es?

En un mundo cada vez más globalizado y codificado en colores, encontramos un pequeño colectivo con dificultades para la percepción de éstos y dificultades en la vida cotidiana (combinar ropa, ver semáforos...) como son los daltónicos.



El daltonismo es un defecto genético que ocasiona dificultad para distinguir los colores. La palabra daltonismo proviene del físico y matemático John Dalton que padecía este trastorno. Esta ceguera a ciertos colores le jugó más de una mala pasada a este científico. Una muestra de esta ceguera que le acompañó toda su vida ocurrió cuando fue a conocer al rey Guillermo IV y lució una vestimenta académica escarlata (rojo), un color nada habitual para un hombre de su discreción. La razón: él la veía de color gris oscuro por lo que poco le importó la sorpresa que ese día causó entre sus conocidos. Así, el daltonismo fue descrito por primera vez por John Dalton en 1808. Él, al igual que su hermano, sufría de esta alteración genética que en términos simples le impedía distinguir colores como el rojo y verde.

La manera en que afecta es muy variable y cambia entre la falta de capacidad para apreciar cualquier color (acromatopsia) y un ligero grado de dificultad para distinguir algunos matices de rojo y verde.

A pesar de que la sociedad en general considera que el daltonismo pasa inadvertido en la vida diaria, supone un problema para los afectados en ámbitos tan diversos como: valorar el estado de frescura de determinados alimentos, identificar códigos de colores de mapas o elegir algunas profesiones en las que es necesario pasar un examen que implica reconocer correctamente los colores (militar, piloto, bombero, policía, etc..) Puede detectarse mediante test visuales específicos como las Cartas de Ishihara entre otros, ya que las Cartas de Ishihara sólo detectan las anomalías Rojo-Verde, por lo que también existen otros más específicos (test Farnsworth). Estos test podemos encontrarlos on-line aunque no son muy fiables y es imprescindible un profesional para interpretarlos además de una pantalla que reproduzca fielmente los colores.

Carácter genético principalmente

El daltonismo es una enfermedad ligada al sexo ( en el caso de dicromatismos y tricromatismos anómalos del rojo o el verde, los más frecuentes). Según esto, el daltónico no tendrá hijos que presenten la enfermedad siempre que su mujer no porte el gen mutante. Sin embargo, todas sus hijas portarán el gen sin presentar la enfermedad. Por último, la mitad de los hijos varones de éstas sí que padecerán la anomalía. Las anomalías para el azul-amarillo, al estar en el cromosoma 7, se darán por igual en hombres que en mujeres. Lo mismo pasará con los monocromátismos.


El término discromatopsia se utiliza en medicina también para describir la dificultad en la percepción de los colores, con un significado más general. La discromatopsia puede ser de origen genético, de la que ya hemos hablado (discromatopsia congénita o daltonismo) o también pueden producirse discromatopsias de carácter adquirido (consecuencia de la exposición a ciertas sustancias químicas, secundarias a enfermedades oculares o sistémicas o resultado de un traumatismo craneal) a las que habría que darles mayor importancia.

Tipos de daltonismo

La disfunción más frecuente es la ceguera para el rojo o el verde. Ésta se da en el aproximadamente 8% de los varones y el 1% de las mujeres (debido al carácter genético ya explicado), de modo que una persona con este defecto identifica los dos colores como uno sólo.

También puede suceder que se distingan los colores dentro de un espectro más restringido, pudiendo identificar como iguales aquellos tonos que una persona normal percibe como muy parecidos (aunque siempre diferentes), tricrómatas anómalos

Un último tipo, mucho más excepcional es el monocromatismo, en el que todos los colores se aprecian como distintas tonalidades de un mismo color.

Ejemplos de visión defectiva del color

Para terminar nos gustaría poner un ejemplo de cómo ven cada tipo de daltónicos y cómo esto podría influir en la vida normal de éstos.


Incluso en la actualidad hay algunas herramientas que están empezando a difundirse en el mercado para no relegar a este segmento, como por ejemplo lápices de colores especialmente realizados para daltónicos, en los que podemos apreciar que cada color está identificado por un símbolo para su fácil reconocimiento.


Autor: Felipe Sánchez Hunt, Óptico - Optometrista