miércoles, 12 de noviembre de 2014

5 síntomas del desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina sucede cuando la parte posterior del ojo, conocida como retina, comienza a desprenderse del resto del ojo. Es grave y requiere cirugía de urgencia. Es el oftalmólogo, con un exámen visual completo, el que debe considerar la gravedad o no de los síntomas.


Hay 5 síntomas que nos alertan de que algo no va bien.

  1. Luces intermitentes Son flashes de luces blancas, aleatorias. Pueden ocurrir al azar, o cuando movemos el ojo de una manera concreta. Las luces pueden ser puntos de luz blanca, o molestos destellos de luz blanca que eventualmente te pueden dejar ciego. Según el desprendimiento de retina se va haciendo peor, comienzas a notar esos flashes con más frecuencia.
  2. Moscas o manchas volantes son objetos que parecen estar flotando en frente del ojo, no son reales, es una ilusión creada por el desprendimiento. Son como telas de araña o trozos de cuerda que se mueven alrededor de tu zona óptica. A medida que el desprendimiento se va haciendo mas grave, las manchas son de mayor tamaño.
  3. Ceguera parciale. Cuando el desprendimiento de retina avanza, puedes notar que una parte de tu campo visual está siendo bloqueado. Esta pérdida viene y se va, pero a medida que empeora se hará más permanente.
  4. Visión periférica. Lo habitual, es que el desprendimiento de retina comience por la zona periférica del ojo y vaya moviéndose hacia el centro. Tu visión puede resultar ondulante en la periferia, incluso provocarte dolor de cabeza al intentar utilizar tu visión hacia los laterales. A medida que empeora, se empieza a mover hacia el centro de la retina y puedes comenzar a notar visión doble, incluso mirando de frente. Esta alteración en el centro de tu campo visual es un síntoma muy avanzado de la enfermedad.
  5. Dolor. En el desprendimiento de retina, no sientes dolor.