jueves, 1 de septiembre de 2011

Síndrome del ordenador


Molestias tras el uso del ordenador.
El “síndrome del ordenador” es un caso muy concreto de fatiga visual, que se origina por el trabajo continuado delante de un ordenador. 
Los síntomas más habituales son vista cansada, dolor de cabeza, ojos irritados, visión borrosa y cambios en la percepción del color. Para cuidar nuestra vista ante el ordenador podemos seguir algunas pautas como tener en cuenta que la pantalla del ordenador debe estar situada entre 40 ó 60 centímetros de los ojos. 
Además se deben evitar los reflejos o la luz directa sobre los ojos, procedentes tanto de la pantalla del ordenador como de los fluorescentes del techo o del flexo.

Para evitar los reflejos causados por el mobiliario o las paredes resulta conveniente colocar un protector de pantalla, aunque algunos técnicos dudan de su utilidad debido a la disminución de contraste. 


Dolor de cabeza.


Tampoco debe olvidarse el parpadeo puesto que cuando se fija la vista en una tarea, en visión próxima, la frecuencia del parpadeo disminuye y puede causar ojo seco, con la aparición de picor o escozor de ojos.
Otra de las recomendaciones es que cada 45 minutos de trabajo delante del ordenador se descanse la vista durante unos minutos, dirigiendo la mirada a objetos lejanos.