miércoles, 22 de octubre de 2014

Bollé Sport Protective



Bollé, marca francesa, aprovecha sus años de experiencia e investigación para lanzar una gafa deportiva de protección, en este caso especial para niños.

Abalada por el baloncestista de la NBA, Tony Parker, en un empeño por proteger de posibles accidentes con el balón a los más pequeños.

Tony Parker, sufrió un accidente ocular a puertas de los juegos olímpicos de Londres 2012, lo que hizo peligrar su participación. Bollé estuvo allí para adaptar su modelo Cobra y pudiera seguir en juego.

Sabiendo de la peligrosidad de estas lesiones y tras dos años trabajando, combinando tecnología y protección, sale a la calle Bollé Sport Protective, para poder usarlas desde las primeras prácticas de deporte.


Además de manera exclusiva, Bollé certificará las lentes graduadas que no sólo protegen, sino que también incorporan tratamientos de alta calidad, como antivaho o endurecidos.
Protección estudiada para cualquier tipo de impacto, con una construcción mediante co-inyección que le da una protección especial lateral absorbiendo los golpes.

Toda la calidad y tecnología a partir de octubre, para proteger a los pequeños deportistas de los impactos.