viernes, 5 de octubre de 2012

Precaución: Gafas premontadas

El uso de una corrección sin haber sido prescrita por un profesional de la visión, puede provocar mareos, dolor de cabeza y fatiga visual.

En un primer momento las gafas premontadas pueden parecer una solución ideal para la presbicia: son económicas, se pueden comprar en casi cualquier sitio y no necesitamos que nos las adapte un profesional. Nada más lejos de la realidad, ya que con su uso podemos llegar a tener graves problemas de salud visual y ocular.

No se las puede considerar una solución para el problema de la presbicia porque son unas gafas con unas lentes de aumento de fabricación estándar. El resultado es que estas lentes son como una lupa, con graduación igual para ambos ojos, sin tener en cuenta algo tan importante como la visión binocular, el astigmatismo, las distancias interpupilares, etc.
Además cada persona es diferente en cuanto a morfología y anatomía, por lo que la mejor solución óptica es la realizada personalizada, bien con gafas monofocales, bifocales, progresivas o ocupacionales, así como lentes de contacto, pero nunca utilizando gafas premontadas.
La presbicia evoluciona con el tiempo, por lo que una solución óptica es buena durante aproximadamente dos años, transcurrido este tiempo es conveniente realizar una revisión en con su óptico - optometrista u oftalmólogo.

Fuente: Look Vision