martes, 16 de octubre de 2012

Las mascotas

pueden ayudar a niños con problemas auditivos

El perro siempre se le ha conocido como el mejor amigo del hombre, porque además de hacernos una gran compañía, puede ayudar a los más pequeños con dificultades auditivas.

Muchos pequeños con problemas auditivos graves han mejorado la relación con su entorno gracias a la relación que pudieron empezar con animales.

En el Reino Unido, que es uno de los países donde se realizan más trabajos en favor de incluir la presencia de animales de compañía en el proceso de formación, desde hace unos años, a modo de prueba, se realiza un terapia en la que los niños sordos van acompañados por perros previamente adiestrados para que puedan detectar sonidos y peligros potenciales para los pequeños.