lunes, 9 de enero de 2012

Qué hacer si...

Si notas cambios repentinos en el color de tus ojos o si tu bebé presenta colores distintos en ambos ojos, consulta con un especialista. Un examen ocular es el primer paso para descartar que la heterocromía sea consecuencia de algún problema de salud. Ciertas enfermedades como el glaucoma pigmentario sólo se pueden detectar mediante una revisión ocular. Si el especialista no observa ningún problema subyacente, lo más probable es que no resulte necesario realizar más pruebas.