martes, 9 de agosto de 2011

Decálogo del buen uso de las lentes cosméticas


  1. ¿Eres apto? No todas las personas son aptas para llevar lentes de contacto, aunque sea por un espacio breve de tiempo. Sólo un óptico-optometrista puede evaluar si un paciente es apto para la utilización de lentes de contacto.
  2. Adaptación personalizada: Es imprescindible acudir a un óptico-optometrista para realizar una adaptación personalizada de las lentes de contacto.
  3. Supervisión profesional: Sigue todas las indicaciones del óptico-optometrista en cuanto al correcto uso y mantenimiento.
  4. Las lentes no son un juguete: Y por tanto, no se deben adquirir en bazares, mercadillos u otros puntos de venta no autorizados, ya que, en este caso, no están sujetas a ningún tipo de control o medida de seguridad.
  5. Higiene: Es aconsejable lavarse y secarse bien las manos antes de manipularlas.
  6. Siempre limpias: Limpia las lentes de contacto de manera cuidadosa y con regularidad, tal y como te ha indicado tu óptico-optometrista. Frota las lentes de contacto con los dedos y acláralas concienzudamente antes de sumergirlas en la solución durante la noche.
  7. Conservación. Para conservar las lentes de fantasía adecuadamente se deben guardar simpre en un portalentes y utilizar únicamente las soluciones de mantenimiento prescritos.
  8. Cuidado con las soluciones limpiadoras: Sólo la solución fresca se debe usar para limpiar y almacenar las lentes de contacto. Nunca reutilices la solución . Sigue las recomendaciones del fabricante y cambia el líquido cuando se indique, incluso si las lentes no se utilizan diariamente.
  9. Uso y duración: No debes usar las lentes más horas de lo recomendado o más allça de la fecha en que haya que desecharlas. Tampoco se debe dormir con ellas.
  10. Revisión periódica: es recomendable realizarse revisiones visuales periódicas si se decide utilizar las lentes de contacto con regularidad.