martes, 8 de enero de 2013

Lectura en aparatos electrónicos

Los sectores más tecnológicos están apostando por instrumentos electrónicos en los que la lectura se asemeja a los libros de papel. 
Este mercado está aumentando cada vez más y abarca un abanico de posibilidades muy grande. De echo en estas Navidades el producto estrella más vendido han sido las tabletas y los juegos electrónicos. 

La entrada de esta nueva tecnología no compromete la vida del libro tradicional ni diarios o revistas, sino que es una nueva forma para presentarlo a nuevas generaciones. 


Pero si que es una nueva mutación de libro como tantas ha tenido en la historia: desde tablillas enceradas, pergaminos, hasta el actual libro electrónico que acabarán teniendo más protagonismo en un futuro cercano. Éstos nuevos hábitos de lectura están cambiando de manera radical como muestra una encuesta de 2011 de la Federación de Gremios de Editores de España en la que un 52 % de mayores de 14 años lee en formato digital, principalmente periódicos, webs, revistas...

La lectura electrónica ofrece ventajas con respecto a la tradicional, pero ¿afecta a nuestra visión de alguna forma?. La respuesta es fácil, si tras horas de lectura de un libro notamos cierto "fatiga ocular", esta incomodidad aumenta ante pantallas de artilugios electrónicos. Lo que se conoce como síndrome de fatiga visual.

Para evitar estos problemas y conseguir una buena salud visual el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas nos aconseja seguir unas pautas para la lectura en dispositivos electrónicos como son: realizar descansos cada cierto tiempo, mínimo una pausa de 5 minutos cada hora, alternar la visión de objetos lejanos con cercanos para relajar la musculatura ocular cada 20 minutos, parpadear conscientemente ya que dejamos de parpadear sin darnos cuenta, o incluso usar lágrimas artificiales monodosis tras síntomas de sequedad, ajustar brillo y contraste de la pantalla, tener una buena iluminación ambiental, mantener el monitor a unos 60 cm de distancia y algo por debajo del nivel de los ojos y si es e-book a 35-40cm...

Defectos no corregidos de pequeña cuantía como hipermetropía, presbicia o astigmatismos leves así como disfunciones acomodativas o binoculares, pueden producir síntomas molestos por las exigencias visuales en tareas de cerca, por lo que ante cualquier problema o duda consulta con tu óptico-optometrista.