miércoles, 16 de enero de 2013

PREPARÁNDOSE PARA VER

La mayoría de los padres conocen el tiempo que necesita un niño para aprender a caminar, a coger cosas manualmente, a hablar...Lo que no es tan común es saber que la visión es una habilidad que requiere una proceso de aprendizaje. Los ojos de un recién nacido se desarrollan velozmente hasta alcanzar una función coordinada.


Foto cedida por Nana Nuki. Gracias.

Al nacer todo nos resulta nuevo y la visión es el principal enlace para conocer este mundo nuevo. La visión que tenemos recién nacidos equivale aproximadamente un 5% de la que alcanzaremos a las 5 o 6 años equiparándola con la de un adulto.

La visión es el sentido con menos desarrollo en el nacimiento y necesita una larga etapa de adaptación y aprendizaje. Al nacer se diferencian formas gracias a la diferencia entre con luz sin luz, ya que la sensibilidad a la luz aparece muy pronto y se tiene lo que se conoce como "mirada auditiva" ya que se gira la cabeza hacia donde provienen los sonidos. La agudeza visual al nacer es muy baja y casi el 80 % de los bebés nacen hipermétropes y sin percepción del color al no estar desarrollados los conos.

Los primeros 3 meses se conocen como período crítico de desarrollo visual y se muestra en la mayoría de los casos fijación central y seguimientos suaves. Al final de esta etapa reconocerá rostros familiares y comenzará a memorizarlas y empezará a desarrollar la visión del color. En cuanto a la coordinación ocular es mala y puede que los ojos se crucen, es algo normal, salvo si un ojo se tuerce para dentro o fuera constantemente, esto si requerirá una evaluación.

En la etapa de los 3 a 5 meses ya se cuenta con visión binocular, se pueden calcular distancias y se empieza a desarrollar la coordinación ojo-mano.

De 5 a 8 meses se siguen mejorando las habilidades ojo-cuerpo, la visión en 3D está prácticamente como la de adultos y la visión del color también está bastante desarrollada. A los 6 meses ya hay una agudeza visual "normal" y es crucial para los movimientos en los que se involucran todo el cuerpo. A partir de los 8 meses se suele empezar a gatear y ésto ayuda a la evolución de la coordinación de los ojos, de ahí la importancia de animar al gateo y no pretender que empiecen a andar en seguida.

De los 9 a los 12 meses la conexión entre ojos, movimientos y memoria se está fortaleciendo y se ha mejorado bastante en acciones de empujar 1 pelota, llevarse alimentos a la boca...

Por último de 1 a 2 años la coordinación y la percepción de profundidad deben haberse desarrollado y ya son capaces de reconocer objetos familiares y dibujos en libros además intentan hacer dibujos con pinturas y lápices.


CONSEJOS PARA DESARROLLO VISUAL DE BEBÉS

Del nacimiento a 4 meses: poner juguetes móviles sobre la cuna, hablarle mientras te desplazas por la habitación, alternar de lado durante la lactancia..

DE 5 a 8 meses: colgar juguetes sobre los agarres de la cuna para que pueda tocarlos, dejarle en el suele para que juegue y explore...

De 9 a 12 meses:  jugar al escondite con él, nombrar las cosas para que asocie palabras a objetos, anímale al gateo..

De 1 a 2 años: mover pelotas y objetos de delante hacia atrás para que siga el movimiento mirando, darle bloques de construcción y pelotas de todas formas y tamaños para desarrollar habilidades motoras y musculares.