viernes, 19 de octubre de 2012

Sabias que...El Impresionismo

El impresionismo ¿Pudo surgir por problemas visuales?


El impresionismo es un movimiento pictórico surgido en Francia a finales del siglo XIX. Los artistas que formaron parte de el trataban de representar en los lienzos las nuevas teorías y desarrollos que estaban surgiendo acerca de la luz y el color. Al abordar la representación plástica con nuevas maneras para representar la realidad, lograron alcanzar posibilidades de expresión muy revolucionarias.
Con el tiempo, el impacto inicial que significó ese nuevo estilo fue asimilado por la sociedad y gradualmente fue acogido hasta convertirse en el movimiento pictórico más popular.
Actualmente, sería muy poco común escuchar a alguien decir que le desagradan las obras más reconocidas de los autores emblemáticos. De hecho, se han popularizado tanto, que se han convertido en verdaderos iconos del buen gusto: Es por eso que ahora no nos resulta inusual encontrar réplicas de buena o mala calidad colgadas en los lugares más insospechados, como un  prueba de que quien las colocó ahí posee "buen gusto".
Los impresionistas trataban de representar la realidad a través de pinceladas y manchas de color que de pronto aparentan estar fuera de foco. Precisamente por esta característica, un neurólogo australiano llamado Noel DAn, propuso la aventurada teoría de que Renoir, Monet, Degas y otros de los principales exponentes de este estilo, pintaban de esa manera porque eran miopes.
Esta sospecha no es novedosa, ya desde el primer momento, cuando esta causó gran revuelo, hubo críticos que la descalificaron atribuyendo a sus autores deficiencias visuales. Sin embargo, ahora, Noel Dan dice basar sus afirmaciones en una análisis cuidadoso de las obras. Asegura que la manera como representaban los objetos (dejando a un lado los detalles para plasmar la impresión general de lo que observaban), hubiera sido completamente diferente si hubieran usado gafas.
El investigador australiano pone como ejemplo el cuadro Amanecer , de Claude Monet, en éste, el fondo se muestra difuso, los colores se mezclan y los objetos se vuelven mas bien sombras.
Como era de esperar, las afirmaciones del australiano han provocado reacciones de todo tipo. Por ejemplo Matteo Piovella, presidente de la Sociedad Italiana de Oftalmología, dice: "Aunque no sea cierto, es probable que una diferente percepción de la realidad causada por defectos en la vista haya influido en el arte de los impresionistas. Por ejemplo, durante las primeras fases de la catarata, la vista no ha sido dañada, pero la percepción del color ya ha cambiado. ES como estar usando unas gafas de sol todo el tiempo: los blancos son menos nítidos y los contrastes son más suaves... sabemos también que Cazanne y Renoir nunca quisieron usar gafas"
Por su lado, John House, eminente crítico de arte del Instituto de Arte Courtauld, de Londres, protestó diciendo que esta interpretación es "basura", y afirmó que los impresionistas sabían cómo y por qué su método de pintar erea diferente de los otros artistas de su tiempo.

Fuente: Imagen Optica 2011