miércoles, 24 de octubre de 2012

Desprendimiento de retina


Es la separación de la capa fotosensible, de la  parte posterior del ojo (retina), de la zona de soporte y requiere una atención quirúrgica de urgencia cuando es diagnosticada por el oftalmólogo.

La retina es un tejido transparente situado en la zona posterior ocular que nos  ayuda  a ver las imágenes nítidamente enfocadas. Suelen clasificarse en los dos tipos más comunes :
  • El más común suele deberse a un desgarro o perforación retiniana, a través de la cual se pueden filtrar los líquidos del ojo. Esto suele producirse por el desprendimiento vítreo posterior. Aunque puede deberse a algún traumatismo, miopía alta o antecedentes familiares.
  • Otro tipo es el desprendimiento por tracción y puede aparecer  en personas con diabetes no controlada, cirugía previa de la retina o que tienen inflamación crónica
La visión central puede estar muy afectada si la mácula, la parte de la retina responsable de la visión con detalle, se desprende.



Síntomas más frecuentes
Destellos de luz brillante, visión borrosa , moscas volantes y sombras o escotomas parciales en el campo visual del ojo afectado y siempre con ausencia de dolor.

Tratamiento tras diagnóstico oftalmológico
Suele ser quirúrgico y puede no ser necesario sin síntomas o si la ha tenido desprendida durante algún tiempo.
Algunos tipos de cirugía de desprendimiento de retina leves se pueden realizar la misma consulta mediante láseres para sellar los desgarros o mediante la colocación de una burbuja en el ojo (retinopexia neumática) y sellado posterior con láser.
Los más graves pueden requerir intervención quirúrgica. Tales como indentación escleral para empujar suavemente la pared del ojo hacia arriba contra la retina o una vitrectomía , utilizada en los más graves.
El pronóstico después de un desprendimiento de retina es muy variable y depende de la localización, magnitud y tratamiento oportuno. Si el daño macular fue leve, el pronóstico con tratamiento suele ser muy bueno.
La mayoría de los desprendimientos de retina se pueden tratar, pero no el 100% y puede que no se recupere la agudeza visual anterior.
Un desprendimiento de retina es un problema urgente que requiere atención médica dentro de las 24 después de los primeros síntomas.
Como prevención se pueden utilizar gafas protectoras para prevenir traumatismos , un buen control de la glucemia si es diabético y visitas al oftalmólogo anualmente si se está dentro de la población de riesgo.