jueves, 14 de julio de 2011

Líquidos de mantenimiento y lentes de contacto

Los líquidos de mantenimiento de las lentes de contacto son un elemento esencial en el confort de las lentes de contacto, hay que tener en cuenta que un líquido que no haga bien la función de limpieza y eliminación de proteínas causará un deterioro mayor en la lente de contacto, disminuyendo la vida útil de ésta.

En el mercado hay varios líquidos y en general casi todos bastante buenos, el problema es que la diferencia de precio de unos a otros es enorme.

¿Cómo sé que líquido me va bien?
Normalmente a esto tendríamos que decir que os dejéis aconsejar por vuestro óptic@.
No obstante aquí os dejamos unos consejos a tener en cuenta:
  • Duración de la lente de contacto, si la lente es diaria con una solución salina te puede valer para aclarar, ya que al acabar el día se tiran y en principio lo que quieres es simplemente hidratar la lente. Si la lente es de recambio mensual tienes que distinguir si es de hidrogel de silicona o no, las lentes de hidrogel de silicona necesitan un líquido de última generación puesto que aumentan bastante el confort y la limpieza de las mismas, pero si la lente es de hidrogel cualquier líquido de marca blanca te vendrá bien. Si las lentes de contacto son de un uso superior al mes es recomendable líquidos de peróxidos, limpian más a fondo pero acordaros de aclarar la lente antes con solución salina para no tener problemas en la córnea. Si son anuales es bueno utilizar tabletas enzimáticas para quitar las proteínas que los líquidos no quitan.
  • Sensibilidad ocular, si tienes irritación ocular con frecuencia puede que tengas más sensibilidad a los conservantes o principios activos que contienen los líquidos, para ello tienes dos soluciones, o utilizas líquidos para ojos sensibles, o te puedes cambiar a lentes de contacto diarias, con las que no necesitarías utilizarlo.
  • Tipo de lente de contacto, en base a esto hoy unos líquidos u otros, si son mensuales de hidrogel, hidrogel de silicona, trimestrales, anuales, si son gas permeable……
Por último si generas mucha grasa en la lágrima y no te funcionan las soluciones únicas, utiliza el peróxido, o los detergentes para lentes blandas y después aclara con solución salina.
Ya veis que el líquido de mantenimiento es importantísimo, puesto que de ello va a depender la vida útil de la lente de contacto, depende el confort y nos evita sobre todo las odiosas conjuntiviitis.
Es mucho más recomendable comprar los líquidos en la óptica donde un óptico-optometrista os puede ayudar no en parafarmacias o supermercados donde no hay especialistas que te puedan aconsejar.