lunes, 3 de enero de 2011

Embarazo, visión y lentes de contacto


 Durante el embarazo se producen importantes cambios hormonales que afectan al metabolismo.

En algunos casos estas alteraciones, pueden provocar algún tipo de intolerancia en el uso de las lentes de contacto. 
Como por ejemplo el aumento en la sensibilidad corneal y una disminución de la lágrima (ojo seco).
En caso de notar falta de confort durante el embarazo no dudes consultar a tu especialista en la visión.
En algunos casos el uso de lágrima artificial puede mejorar la comodidad, aunque siempre bajo supervisión.
Además de esta suelen manifestarse otras molestias no menos importantes, que afectan a la visión.
Por ejemplo las mujeres con miopía suelen hacerse más miopes durante el embarazo debido al cambio de índice de refracción de la cornea (por edema), aunque otras teorías proponen un aumento del tamaño del ojo por expansión del colágeno.
La hipertensión arterial también puede agravarse en caso preexistente o puede aparecer durante el embarazo. La visión borrosa o incluso doble y ver manchas en el campo visual podrían ser señales de hipertensión durante el embarazo, también llamada preeclampsia, toxemia o hipertensión inducida por el embarazo.
Muchos de los problemas oculares que se presentan con el embarazo los sufren mujeres diabéticas o a las que se les ha diagnosticado diabetes gestacional. La visión borrosa puede ser un indicador de niveles de glucosa elevados. Es importante que se realicen controles periódicos ya que un 30% de diabéticas previas desarrollan su retinopatía durante el embarazo, sin embargo, la diabetes gestacional no se ha asociado al desarrollo de la retinopatía. 
Es fundamental realizar controles visuales durante el embarazo para prevenir complicaciones. y poder disfrutar de esta maravillosa experiencia.

Feliz embarazo a tod@s