miércoles, 30 de noviembre de 2011

Cuidados visuales para adultos de todas las edades




La edad es un factor importante al hablar del cuidado de la visión. Para tratar las condiciones actuales y combatir males futuros, los pacientes deben seguir los pasos apropiados de acuerdo a sus años de vida para mantener su vista lo más saludable posible.

De 20 a 30 años: La mayoría de adultos en este rango de edad pude corregir su visión con el uso de lentes de contacto o gafas. Pero eso no significa que no deban preocuparse por conservar su vista para el futuro. Es importante, por ejemplo, consumir alimentos ricos en seis nutrientes: luteína y zeaxantina antioxidantes, ácidos grasos esenciales, vitaminas C y D y el mineral zinc.

De 40 a 50 años: En esta edad los adultos comienzan a notar cambios en su vista, principalmente para ver objetos cercanos o leer. Es el aviso que marca la llegada de la presbicia, esa condiión que continuará su progreso a través del tiempo. Otros cambios frecuentemente presentes son dificultad para ver a la distancia, problemas para ver con poca luz o en la noche, sensibilidad a la luz o el resplandor y en las mujeres, el riesgo de ojo seco se incrementa tras la menopausia.
Un optometrista puede fácilmente analizar a estos pacientes para hacer una prescripción adecuada, ofrecer sugerencias sobre cómo reducir la sensibilidad a la luz y el resplandor y recetar tratamientos para aligerar los síntomas de estos desórdenes.

60 ó más: En esta edad es especialmente importante para los pacientes visitar regularmente al optometrista para vigilar la eventual aparición de males como la degeneración macular por edad, cataratas y glaucoma. Muchas de esas condiciones no presentan sintomas tempranos y se desarrollan sin dolor. Para muchos pacientes el primer signo notable de glaucoma es la pérdida visual que, en ese punto es irreversible. Por este tipo de cosas es de vital importancia visitar periódicamente al optometrista.


Y para poder realizar un correcto seguimiento de la evolución visual de cada paciente, es muy aconsejable que acudiéramos siempre al mismo optometrista de confianza, ya que así dispondrá de tu historial y podrá aconsejarte de manera más personalizada.


En Óptica Mtz. de Lizarduy disponemos de historiales de pacientes desde hace más de 20 años, lo cual garantiza una total personalización y confianza del optometrista y del paciente, ¡una relación de confianza muy beneficiosa para su visión!.