viernes, 26 de octubre de 2012

Halloween, disfruta pero cuidando tus ojos


Halloween es una fiesta de origen celta que se celebra sobre todo en Estados Unidos, Canadá, Irlanda, Mexico y Colombia.
Tiene origen en la festividad celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de Todos los Santos.
Pero aquí en España, cada vez tiene más éxito.


Por esta razón en Óptica Mtz. de Lizarduy un año más queremos hacer hincapié en el cuidado que hay que tener con el  uso de lentes cosméticas como complemento de los disfraces, algo que es muy habitual sobre todo en fiestas como Halloween.
Sin embargo, detrás del aspecto de juego y de disfraces hay un gran peligro para los ojos de aquellos  que las utilicen. El Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas advierte de los riesgos de utilizar lentes de contacto cosméticas sin haber sido prescritas y adaptadas por un óptico-optometrista.


Estas lentillas no suele ser correctoras, están diseñadas únicamente para modificar la apariencia de los ojos y resultan fácilmente accesibles, en especial a través de Internet, en bazares, centros de belleza y otros establecimientos no autorizados en donde no existe ningún tipo de control y seguridad.

En palabras de Juan Carlos Martínez Moral, Decano del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas, “las lentes de contacto cosméticas deben cumplir los mismos requisitos y parámetros que las lentes correctoras, por lo que obligatoriamente deben ser adaptadas por un profesional óptico-optometrista y en un establecimiento sanitario de óptica". “Sólo un óptico-optometrista puede evaluar si un paciente es apto para la utilización de lentes de contacto, adaptar las lentes de manera correcta y determinar si el paciente puede llevarlas sin problemas”, añade, y aún así debido a los materiales utilizados en su fabricación permiten un menor paso de oxígeno pudiendo producir hipoxias corneales (falta de oxígeno en la córnea) con lo que ello conlleva.

De acuerdo con la American Optometric Association (AOA), la compra sin la prescripción de un profesional de la visión puede producir daños graves para la visión y la salud ocular,por el desconocimiento de los pacientes en cuanto a la limpieza, desinfección, colocación y aplicaciones de las lentes de contacto. Además al ser utilizadas por jóvenes sin conocimiento de su uso , se intercambian entre ellos en muchos casos aumentando el riesgo de infección ocular.
Otros riesgos asociados al uso de lentes de contacto cosméticas son conjuntivitis, inflamación, reacción alérgica y abrasión corneal derivada de una mala adaptación o ausencia de ésta. Problemas adicionales pueden derivar en reducción de la agudeza visual, sensibilidad al contraste y otras discapacidades visuales y oculares.
Juan Carlos Martínez Moral recuerda que aunque “se lleven durante periodos cortos de tiempo, deben seguirse las mismas recomendaciones con las lentes de contacto cosméticas que con las lentes de contacto correctoras”. “Por esta razón, es importante que los pacientes que utilicen estas lentes se familiaricen con la información que sólo un óptico-optometrista puede proporcionar, con la finalidad de reducir el riesgo de infección”, señala.